Publicidad Publicidad
Publicidad
Diario Digital de Noticias en Cantabria. Noticias 24h.

Desarticulado en Asturias un grupo de distribución de cocaína que se aprovisionaba en Cantabria

22 jun 2019 17:42 - CEST
Publicidad

La Guardia Civil de Gijón ha detenido a seis personas en el marco de la denominada Operación Takin, dirigida a la lucha contra el tráfico de drogas y que ha permitido desarticular un grupo de distribución de cocaína que se aprovisionaba en Cantabria, País Vasco y Madrid. Uno de los detenidos es de Cantabria.

La operación se ha desarrollado a lo largo de siete meses bajo dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Villaviciosa.

Los detenidos son D.N.B. de 39 años y vecino de Gijón, quien ejercía de líder o cabecilla del grupo; F.J.A.A. de 55 años de edad, vecino de Villaviciosa y M.A.S. de 40 años, vecino de Cantabria, que eran los que conformaban el escalón intermedio y llevaban a cabo el suministro de la droga.

Y por último J.M.S.E., de 36 años, vecino de Noreña, L.F.C., de 56 años, y J.I.Z.I., de 36 años ambos vecinos de Gijón. Estas tres personas conformaban el escalón inferior, realizando la distribución al menudeo de la droga.

Las investigaciones comenzaron a principios del mes de diciembre del año pasado, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de una persona que, presumiblemente, se dedicaba a la distribución de importantes cantidades de cocaína en Villaviciosa, y Gijón.

Tras la primera fase de la investigación, en la que los agentes pudieron identificar a todos los miembros de la organización y sus conexiones mediante la realización de discretas vigilancias, se pudo determinar que esta persona lideraba una organización dedicada a la distribución de cocaína en Asturias.

APROVISIONAMIENTO

Esta organización manejaba diferentes vías de aprovisionamiento, recurriendo a unas u otras en función de sus necesidades o de las condiciones más beneficiosas de obtención de la droga. Habitualmente, se abastecían en las Comunidades Autónomas de Cantabria, Madrid y País Vasco.

El traslado de la cocaína hasta Asturias se realizaba por carretera empleando un vehículo acondicionado con un hueco oculto o "caleta". Dicho hueco era de muy difícil acceso, siendo necesario para su apertura el uso sucesivo de diversas herramientas y acoples también escondidos en diferentes partes del vehículo.

Las abundantes medidas de seguridad empleadas por el grupo tales como el empleo de la ya mencionada "caleta" para ocultar la droga, así como el uso de telefonía móvil encriptado para sus comunicaciones, dificultaron la obtención de indicios probatorios a los agentes.

Según ha informado la Guardia Civil, una vez obtenida la droga, utilizaban un piso de seguridad para su almacenamiento, solo conocido por el líder de la organización, quien mantenía una discreción absoluta sobre sus actividades ilícitas, así como en su nivel de vida, añadiendo mayor dificultad a la investigación del entramado delictivo.

Los agentes pudieron delimitar de esta manera la composición del grupo, así como las funciones de todos los implicados, estableciendo el cabecilla que era el que dirigía la organización, un segundo escalón formado por dos personas que le compraban la droga a éste y a su vez revendían a otros distribuidores al menudeo. Y un tercer escalón en el que se encontraban tres distribuidores al menudeo.

Además de las detenciones, la Guardia Civil llevó a cabo dos registros domiciliarios incautándose droga, balanzas de precisión, y dinero en efectivo. En total la Guardia Civil se ha incautado de 531 gramos de cocaína; 4.100 euros; tres basculas de precisión y dos vehículos. La valoración de la droga incautada alcanzaría un valor de venta al menudeo en el mercado de más de 47.000 euros.

Publicidad
Publicidad
El tiempo
Publicidad